10 cosas que aprendiste en la Escuela de Verano en gifs animados

10 cosas que aprendiste en la Escuela de Verano en gifs animados

escuela de verano consejos

La palabra “escuela” nos pesa pero realmente las escuelas de verano logran sacar lo mejor de lo lúdico y el verdadero espíritu de lo que debería ser una escuela: ¡aprender jugando! En EE.UU. las escuelas y los campamentos de verano tienen una mayor tradición. Quién no recuerda esas películas divertidas de travesuras en los campamentos, de girls y boy scouts inventando aventuras, haciendo verdaderas amistades y divirtiéndose… Y es que las escuelas de verano nos dan la oportunidad de crear un verdadero espacio de intercambio: sin prisas, sin evaluaciones, sólo para compartir y disfrutar. ¿Aún no lo tienes claro? ¡Éstas son diez razones para que te aclares!

 

1. ¡Vivan las amistades!

La posibilidad de conocer a otras niñas y niños que no son de tu clase. Las amistades que se hacen durante las vacaciones se convierten en lazos muy importantes para nuestras vidas. Compartir momentos de aprendizaje y diversión y tenerlos retenidos en la memoria como tiempos compartidos durante el verano cuando las obligaciones eran menos. ¡Eso nos marca! Pasarán el día hablando de sus nuevos hallazgos y sus nuevas amistades.

via GIPHY

 

2. Te relacionas con los tuyos

Aunque tu familia es tu entorno más inmediato, las y los niños necesitan relacionarse con gente de su edad. En la escuela de verano tendrán toda su necesidades cubiertas y socializarán en vez de estar en un entorno adulto. Se entenderán mejor con gente de su edad.

via GIPHY

 

3. ¡Mueves el body!

Según la Organización Mundial de la Saludalud (OMS), Europa se enfrenta a una crisis de obesidad en 2030. El informe sitúa a España entre los países afectados con un 30% y un 70% de sobrepeso. Desde 1980, la obesidad se ha doblado en todo el mundo. Estamos ante un verdadero problema que hay que combatir luchando contra el sedentarismo. Qué elementos tenemos en la casa además de televisión y tablets que no nos ayudan al fomento de una vida sana. Para la escuela de verano es prioritario esto de establecer juegos y dinámicas donde los cuerpos y la actividad sean protagonistas. ¡Dormirán del tirón después de haber aprovechado todo su tiempo!

 

via GIPHY

A edades tempranas, estar constantemente frente a una pantalla no sólo nos afecta la vista: nuestra visión de la vida y el mundo se vuelve irreal, tendemos a pensar que todo funciona en la vida como en internet: a más Me gusta en Facebook más valor tienes… La vida es mucho más compleja que todo ello y las pantallas nos ofrecen espejismos de la realidad que -si bien pueden darnos claves para vivir- también nos puede perjudicar al ser muy limitada. Las y los niños no han aprendido aún a filtrar información y caen en distraerse con lo que tengan a mano. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 64,3% de la población española de 16 a 74 años utiliza internet a diario. En las Escuelas de Verano, o bien estarán libres de esta tecnología o bien se les enseñará a usarla de una manera responsable. Si es una escuela basada en la tecnología, aprenderán a sacar partido a herramientas adquiriendo habilidades que les servirán en el futuro.

via GIPHY

 

5. No generemos estrés con la ausencia de rutinas

No tener obligación de levantarse temprano o de hacer una serie de tareas y que esto cambie de un día para otro nos afecta psicológicamente. En vacaciones se generan esos primeros días en los que nos resulta muy difícil desconectar. Además, podemos caer en eso de “no hacer nada durante mucho tiempo es lo mejor” y veremos que nuestro cuerpo se acaba resintiendo. Cambiar unas rutinas por otra es muy sano pero las rutinas -menos aquellos días estrictamente necesarios de descanso total- son muy buenas para encontrarnos bien. Por ello, las escuelas de verano nos dan unas rutinas muy sostenibles basadas en el juego y los valores. Les ayudan a no volverse loc@s con todo este tiempo que tienen entre sus manos y evitaremos que caigan es esto de “Me aburrooooooooooo”...

via GIPHY

 

6. Se atreven a probar cosas nuevas

La casa es una auténtica zona de confort. Se lo saben todo ahí: no hay retos nuevos de los que puedan aprender. Las personas que se atreven a lanzarse a cosas nuevas adquieren mayores habilidades para la vida ya que, en el futuro, no tendrán miedo a cambiar un puesto por otro o a mover los hilos de su existencia para logar la posición que quieren alcanzar en la vida. Las escuelas de verano -y sobre todo si las comparamos con nuestros hogares- les presentan una lista interminable de estímulos conformados por cada nuevo compañera y compañera con quienes compartirán el espacio. Son otro entorno nuevo del que aprenderán. Cada día será una aventura nueva y no una zona de confort.

via GIPHY

 

7. Mejora la relaciones familiares

Cuando cada parte de la familia tiene sus propios asuntos y su propia vida, la relación es muy mejor. No se establece una dependencia excesiva y convertimos nuestras comunicaciones en algo mucho más respetuoso y digno de ser considerado. Si la niña o el niño se ve como alguien que está obstaculizando tus propias rutinas, puede llegar a sentirse muy mal por ello. Que tenga sus propias amistades y su propia rutina hará que la calidad del tiempo que tengáis en familia sea mucho mejor. Mejorará la comunicación y la felicidad en la casa y todas y todos tendremos aventuras propias que contar.

via GIPHY

 

8. Ganamos autonomía

Y cuando un miembro de la casa gana autonomía, ¡lo hace toda la casa! La independencia, tener su propio tiempo, sus rutinas, sus amistades; genera una autonomía que agradecerán en la vida. En el verano ocurre que toda esa confianza que tenían con sus dinámicas en clase se ven desmoronadas durante el verano si ven que su tiempo depende exclusivamente de otras personas y que no pueden hacer mucho por cambiarlo. La escuela de verano le permitirá seguir teniendo esa independencia y a seguir trabajando su propia autonomía con cada dinámica que se le proponga.

via GIPHY

 

9. Aprenden valores

y habilidades sociales La escuelas de verano son una gran oportunidad para incidir en valores muy importantes para la vida que no siempre se fomentan en las escuelas tradicionales. La programación está llena de aprendizajes para aprender a convivir y relacionarnos. Nos enseñan valores humanos y todo ello desde actividades en las que ni siquiera se darán cuenta de que están aprendiendo. Los valores humanos también nos llevan lejos en la vida.

via GIPHY

 

10. ¡Se van a divertir!

El último punto y no por ello el menos importante. No hay mayor explicación. Es que se lo van a pasar muy bien. Y punto.

via GIPHY

 

Post Relacionados

Contacto

Teléfono:
956 850 849
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Dirección:
Pol. Ind. Las Salinas de San José
C/ Orilla nave 5
11500 El Puerto de Santa María
Cádiz